Archive for the ‘[———ASANA 31———] Torsiones de cuello __________________________’ Category

ASANA 31 Torsiones de cuello

agosto 24, 2009

Torsion Cuello 04

Las asanas que aquí publico son unas posturas destinadas a realizar el estiramiento y la torsión en el cuello y la zona cervical.

El objetivo es realizar un esfuerzo o estiramiento sobre dicha zona, la cual es una de las principales en donde se acumula el stress en nuestro cuerpo.

Deben realizarse con mucha delicadeza debido a lo sensible de dicha área que involucra el cuello, la garganta y la propia zona cervical. Dicha zona se conecta con la base del cráneo y es donde se encuentran fundamentales centros nerviosos, así como glándulas tan importantes como la Tiroides.

La glándula Tiroides, es la que regula el metabolismo en nuestro cuerpo. Produce proteínas y regula la sensibilidad de nuestro cuerpo a otras hormonas. Se encuentra situada en la traquea justo debajo de la nuez de Adán.

Estas asanas actúan directamente sobre dicha zona con el consiguiente efecto estimulador.

Las asanas que les presento son 3 y cada una de ellas aporta sus propios beneficios y son las siguientes:

Torsion Cuello 01

Esta asana consiste básicamente en acostarnos boca abajo sobre una superficie liza y limpia doblando nuestro cuello hacia un lado. Mientras mas nos aplastemos contra el piso mayor será el efecto sobre el cuello.

Permanecemos en dicha postura de forma relajada durante unos minutos y luego realizamos el mismo ejercicio pero hacia el lado contrario.

La segunda asana es como sigue:

Torsion Cuello 03

En esta asana nos apoyamos en nuestra barbilla, lo cual ejerce una notable influencia sobre la zona cervical y la base del cráneo, así como realiza un estiramiento en la zona de la garganta.

Permanecemos entre 20 y 30 segundos. Luego descansamos.

Y la tercera es como sigue:

Torsion Cuello 04

En dicha asana realizamos una torsión que involucra además toda nuestra espalda y las rodillas. Así como la zona lumbar y caderas.

En este caso nos apoyamos prácticamente con el peso de nuestro cuerpo sobre la barbilla, con lo cual se realiza una fuerte presión sobre la base del cráneo y la zona cervical.

Para realizarla partimos de la postura anterior y vamos realizando de a poco la torsión de la columna vertebral a la vez que nos apoyamos en las rodillas intentando formar un arco. Lo hacemos intentando caminar con las rodillas, pero manteniendo apoyada la barbilla.

Mientras mas pronunciado sea el arco mayor influencia se ejerce sobre el cuello y la base del cráneo. Debe hacerse con cuidado y respetando nuestros propios limites.

Permanecemos entre 20 y 30 segundos. Luego descansamos.

Anuncios