Archive for the ‘[———ASANA 08———] El Heroe (Virasana) __________________________’ Category

Asana 08 El Heroe ( Virasana )

marzo 7, 2009

postura-el-heroe-bhujangasana-jkl-02

La asana El Héroe ( Virasana ) esta nombrada así, no porque haya que hacerse “el héroe”, o porque solo aquel que la haga podrá considerarse como tal. Es todo lo contrario.

Todo héroe es humilde y por tanto es capaz de dominar su orgullo y su ego adoptando la postura de rodillas ante su señor, dios, rey, superior, ante el absoluto, el eterno, el vacío, la nada, etc. La idea es que se adopta la actitud de abandono y entrega de todo aquel que en su corazón es un verdadero héroe.

Se debe recordar que el Yoga intenta lograr el equilibrio y la armonía entre la mente o espíritus y el cuerpo físico. En ese camino lo más importante es justamente la humildad y la renuncia a todo concepto tal como, ideas preconcebidas, sensaciones, sentido de pertenencia, compromisos, etc. Pues ¿Cómo vamos a saber lo que anda mal en nosotros si ni siquiera podemos saber que es lo malo o lo bueno y mucho menos saber lo “que somos” nosotros mismos?

Por eso hay que tener el alma de Héroe para recorrer el camino del Yoga o dejarnos llevar por su camino.

postura-el-heroe-bhujangasana-jkl-01

Para realizar esta asana primero nos ponemos de rodillas sobre una superficie blanda, tal como una estirilla o una toalla doblada dos veces. Una vez de rodillas mantenemos la mirada firme y recta hacia el frente manteniendo las rodillas casi juntas mientras que los pies pueden estar o bien juntos o bien separados mas a o menos al ancho de la cadera.

En ambas variantes de colocar los pies los efectos serán diferentes. Es bueno recalcar una vez mas, que cada postura que se adopte, cada variación por pequeña que parezca redundara en un beneficio diferente o adicional. Por eso motivo no se debe tratar de hacer asanas perfectas, sino que se debe tener el cuerpo liberado junto con la mente y hacer de cada fase intermedia una asana en si, pues de hecho es así, ya que aportara sus propios beneficios.

Lógicamente que la postura clásica es la que mejor resume los beneficios de las fases intermedias, pero cada una de ellas aportara su parte en lograr la soltura y el despertar del cuerpo a la vez que se armoniza la mente con el cuerpo

Una vez que estemos de rodillas y con el cuerpo recto nos dejamos caer suavemente tratando de sentarnos sobre nuestros pies. La forma en que coloquemos los pies influirá notablemente en los efectos. Aunque como ya les dije cada uno es útil por si mismo.

el-heroe-piernas-01

Si los pies están separado entonces nos sentamos entre ellos con el consiguiente efecto sobre las rodillas, aumentando su tensión y su fortalecimiento a la ves que la flexibilizamos

Tener separadas las piernas a la ves que mantenemos unidas las rodillas en una postura mucho mas avanzada y exigente que el solo hecho de sentarnos sobre nuestros pies.

En este caso todo el peso del cuerpo y además la fuerza de torsión recaerá sobre las rodillas, la cual es uno de los centros principales donde se acumula el cansancio y el estrés, sobre todo en aquellas personas que permanecen mucho tiempo de pie, o que han caminado mucho, pues las rodillas son vitales para sostener el peso del cuerpo, no en vano se dice “se le aflojaron las rodillas”.

El efecto se agrava mientras mayor sea nuestro peso corporal.

De hacerse de esa forma el tiempo de permanencia en ella debe ser de unos 30 segundos aproximadamente, es casi como sentarse, contar hasta 20 o 30 y pararse de nuevo.

La otra forma de poner los pies es de la siguiente forma.

postura-el-heroe-bhujangasana-rsz-01

Al tener los dos pies unidos de esta forma, el mayor beneficio se ejerce sobre el área del empeine, o sea justo en la unión entre los pies y las pantorrillas. De más esta decirles la importancia de dicha zona para el cuerpo. Pues justamente en dicha área es que se soporta todo el peso de nuestro cuerpo, siendo amortizado por el arco del pie, el cual permanece relajado y en una posición inversa a la natural.

Todo nuestro peso se apoyara sobre dicha coyuntura o punto de unión entre pantorrilla y los pies, logrando de manera increíble aliviar la tensión y el stress provocado por estar de pie, por caminar, o por simplemente estar parados. Más aun si tenemos unas libras de más, pues en dicho caso se agrava la presión que diariamente ejercemos sobre dicha área.

Quienes practiquen artes marciales apreciaran sin duda y conocerán perfectamente dicha asana, así como su gran efecto relajante y antiestrés. Es ideal para realizar practicas de meditación y de control mental así como para lograr apaciguar la mente

De hacerse de esa forma el tiempo de permanencia en ella debe ser también de unos 30 segundos aproximadamente, es casi como sentarse, contar hasta 20 o 30 y pararse de nuevo. Lógicamente al inicio solo podemos sentarnos y nos dolerá debido a la gran tensión acumulada.

Un detalle a mencionar es que en el Yoga cuando una zona duele o se siente molestia al oprimirla es porque esta desarmonizada y en desequilibrio.

Para desarmar esta asana realizamos el movimiento inverso, o sea nos ponemos de rodillas y luego nos dejamos caer hacia delante apoyando las manos en el suelo adoptando la posición de 4 puntos y posteriormente nos ponemos de pie y damos un pequeño paseo alrededor.

En la misma medida en que hagamos dicha asana repetidas veces la tensión será cada vez menor. Repetirla no significa volver a hacerla de nuevo en cada sesión de ejercicios, sino en la próxima vez que practiquemos Yoga.

En el Hatha Yoga las asanas se hacen una sola vez en cada sesión o en el dia. Algunas cuanto más se hacen, es dos veces.

Anuncios