Archive for the ‘[———ASANA 07———] Postura de Espaldas Piernas entre los Brazos __________________________’ Category

Asana 07. Postura de Espaldas con las Piernas entre los Brazos

marzo 5, 2009

postura-espaldas-piernas-entre-las-manos-jkl-02 Esta Asana que aquí les presento es otra forma simple de lograr el estiramiento y la relajación de la espalda. Básicamente se debe permanecer acostado de espaldas sobre una superficie firme y liza mientras que introducimos las manos por entre las piernas y así las sostenemos lo más que podamos

Para realizarla nos colocamos primero en la postura del cadáver o Shavasana luego elevamos las dos piernas y las abrazamos metiendo los brazos entre ellas. Podemos permanecer con las dos piernas semiunidas o abiertas a nuestra comodidad

Entre los beneficios que aporta esta asana esta obviamente el efecto relajante y estimulante sobre la espalda y la columna vertebral. Al flexionar de ese modo las caderas se logra un efecto también estimulante y relajante sobre la zona abdominal con el consiguiente estímulo a los órganos internos que allí se encuentran.

postura-espaldas-piernas-entre-las-manos-jkl-01

Una vista lateral de dicha asana es como la indicada aquí. Como puede apreciarse las manos sostienen las piernas mientras que se hace un esfuerzo por acercarla a la cabeza. Esto repercute notablemente en la columna vertebral, así como en la parte cervical.

El tiempo de permanencia en dicha postura es de unos dos minutos aproximadamente. Aunque es bueno destacar que mientras mas tiempo estemos en ella mejores serán los resultados. Pero al inicio se debe avanzar de a poco

Una vez realizada se debe pasar a desmontarla adoptando la postura del cadáver o Shavasana.

Inicialmente debe realizarse en su forma mas simple tal como sigue a continuacion:

postura-espaldas-piernas-entre-las-manos-rsz-01

Tal como se observa en la imagen el cuerpo se mantiene recto para lograr el mayor beneficio de relajación en la espalda. Al Mantener las piernas abiertas todo el peso de estas recae sobre la cadera y la zona Lumbar con su consiguiente efecto.

Las caderas se abren, se afloja la tensión sobre esa parte del cuerpo y se logra una sensación de alivio al estrés. Los ojos se mantiene cerrados y la mente en estado de paz y de plenitud. La respiración se calma, se aumenta el riego sanguíneo al cerebro pues las piernas están en alto y la sangre se ve forzada a ir hacia la cabeza.

Al permanecer las piernas en alto todos los fluidos en ella se ven forzados a bajar, al igual que la sangre acumulada en ella se drena, con los consiguientes efectos beneficiosos para aliviar o evitar las várices.

El corazón trabaja menos y por ende es un excelente ejercicio para aliviar la tensión y el stress.

Una vez que se adopta la postura del cadáver la sangre vuelve a fluir por las piernas y el efecto se ve mas reforzado al ponernos de pie, ya que la sangre se ha renovado en las piernas.